Seleccionar página

La selección de la marca es un proceso cada vez más complejo a pesar del número de herramientas crecientes como los generadores de nombres, las bases de datos y las estadísticas de analytics. Es el difícil arte de ser original en internet sin perder el sentido de realidad permitiendo que tu comercio sea identificado fácilmente por la mayoría de personas posibles. Debe contener los valores de tu producto o servicio y debe ser fácil de retener y recordar.

 Sinembargo, escoger el nombre es solo el comienzo del posicionamiento. En efecto,  el proceso de branding digital se compone de una serie de etapas para lograr el reconocimiento en la Red. Consiste en planear los diferentes escenarios virtuales para poder llegar a los públicos objetivos con lenguajes y contenidos que provoquen una experiencia. El objetivo final es tener la mejor reputación online posible, compuesta de likes (me gusta) y de evaluaciones positivas.

Por dónde comenzar

El posicionamiento de marca comienza desde la constitución del negocio online.  Con el uso de herramientas online y mirando las estadísticas online se puede saber el panorama de competencia que existe sobre los productos o servicios, los nombres comunes, los nombres saturados y las redes en que circulan los productos. Es importante realizar el análisis antes de lanzarse en un nuevo negocio, decidir qué contenidos atraen a los internautas, cuáles son las edades, sexo, gustos de la clientela que se interesa por ese producto y que redes o plataformas online constituyen su preferencia.

Cómo posicionar mi marca

El branding es una trabajo permanente y no una actividad puntual. Requiere entre 10 a 20 horas semanales de trabajo y la persona que lo realice debe contar con las competencias, ya sea porque ha sido entrenada o porque ha desarrollando una experticia en la materia.

  1. Prerequisitos:  Busca las cifras resultados del comportamiento de los candidatos a nombre en las herramientas de análisis de redes sociales. Existen muchas, las principales son las de Facebook, Twitter y Google Analytics.
  2. Análisis: Se trata de identificar las tendencias del nicho y ver que nombres ya están saturados y cuales se comportan mejor.
  3. Alternar: Proponer estrategias para diferentes plataformas.
  4. Incorporar al consumidor: se trata de incluir componentes que permiten la participación del usuario, utilizar siempre mecanismos online que permiten la opinión y retroalimentación del cliente. Escuchar los comentarios y ajustarse en consecuencia.
  5. Reinventarse: Además de contenidos originales en un proceso de posicionamiento de marca en 2018, se requiere transformación permanente. Se habla de utilizar diferentes alternativas videos, blogs, infografías etc. teniendo cuidado en no invadir al cliente.
  6. Te Recomendamos leer acerca de
  7. mejores plantillas para tu tienda online